Nuevos propósitos

En Año Nuevo toca hacer nuevos/buenos propósitos para el año entrante, pero ¿por qué justamente el uno de enero?, ¿por qué no el veintitrés de mayo o el dieciocho de noviembre, por ejemplo? Y además, ¿por qué en general no los cumplimos?

Se trata de una especie de fantasía colectiva socialmente aceptada, porque seamos realistas, la sociedad normalmente no ve con buenos ojos esa forma que tenemos de jugar los adultos fantaseando, por eso todos lo hacemos a escondidas. La fantasía del empezar de nuevo, del reseteo, del borrón y cuenta nueva, tan en la boca de los que creen haber fracasado en algo, una relación, un negocio, un proyecto, sin valorar lo productivo del camino, aunque sea la manera en que no repetirán las cosas, que no es poco.

Pareciera que las historias deben empezar a escribirse al ritmo de las páginas del nuevo calendario, en vez de ahora mismo, sea la fecha que sea. Cada uno tiene su ritmo de escritura particular, pero tiene que escribir, nadie puede hacer ese trabajo por otro, ni nadie debiera pretenderlo.

Lo que hacemos es confundir el pensamiento, la fantasía, el presunto proyecto –solo sabremos que se trataba de un proyecto cuando lo hayamos ejecutado, se sabrá después­– con la realidad, como si con solo pensarlo ya se hubiera ejecutado. Una ilusión ingenua cuando no alucinada.

Por qué no plantearse el nuevo año, o el nuevo día como una continuación de lo que ya tenemos, de lo que ya trabajamos, quizá con nuevas perspectivas –o simplemente con alguna perspectiva–, pero siempre aprovechando lo que ya hemos conseguido, siempre se tiene algo que utilizar como punto de partida. Para qué empezar de cero si podemos empezar al menos de uno, que hace mejor cuenta, sin caer del otro lado, del lado de la autocomplacencia perezosa, consoladora y completamente improductiva.

Por eso tantas veces no alcanzamos nuestros propósitos para el Año Nuevo, porque nos creemos la fantasía como si fuera realidad –los niños, sin embargo, nunca se confunden–, nos creemos nuestros propios pensamientos y olvidamos que tenemos que trabajar para conseguirlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s