Medicina Psicosomática

– Medicina Psicosomática I: Psíquica

– Medicina Psicosomática II: Somática

– Medicina Psicosomática III: Simbólica

– Medicina Psicosomática IV: Real

Un hombre se enferma porque se oculta a sí mismo una historia cuyo significado le es insoportable. Su enfermedad, además, es una respuesta simbólica que procura, inconscientemente, alterar el significado de la historia, o lo que es lo mismo, su desenlace. En “¿Por qué enfermamos? La historia que se oculta en el cuerpo”, de Luis Chiozza.

La enfermedad psicosomática se piensa ajena desde la Medicina biologicista más convencional, adherida estructuralmente a lo orgánico, en la que solo existe lo que puede objetivar una prueba complementaria, y no del todo psíquica desde la Psicología tradicional, la que no acaba de asimilar las conexiones anatomo-fisiológicas de la mente con el cuerpo. Sin embargo, ¿puede pensarse alguna enfermedad del cuerpo que sea solo orgánica o algún trastorno mental que sea solo psíquico?

La Medicina Psicosomática integra ambas perspectivas: por un lado la orgánica, al tener en cuenta las observaciones objetivas –pruebas de laboratorio, de imagen, etc.–, y por otro la psíquica, con las informaciones subjetivas, afectivas, aportadas por el paciente. Toda la dificultad de la Medicina proviene justamente de la intervención de los problemas afectivos. El médico debe tomar en consideración una enorme cantidad de variables que determinarán la relación médico-paciente.

El Psicoanálisis permite explorar la enfermedad psicosomática atravesando estas fronteras limitantes de la Medicina y la Psicología para abordar los trastornos orgánicos integrados en la biografía personal del paciente, lo que le permitirá reelaborar su propia historia para darle una nueva significación psíquica que le permita mejorar, o incluso no enfermar el cuerpo sanando la mente.

Se acepta en la actualidad, hasta el punto de que se ha formalizado un territorio de investigación específico, la estrecha relación que se establece, durante la producción de estados emocionales, entre los sistemas inmunológico, endocrinológico y neurológico. Cualquier intensidad emocional puede suponer una modificación neurohormonal con repercusiones en el sistema inmunológico.

Una situación de conflicto emocional persistente puede desencadenar fenómenos somáticos, inicialmente en forma de desórdenes de tipo funcional que provocan desarreglos en la secreción de ciertas hormonas y neurotransmisores. Aparecen así los síntomas psicosomáticos como trastornos de carácter reversible: palpitaciones, diarrea o estreñimiento, dolor de cabeza, hipertensión arterial pasajera, dolores generalizados, fatiga, etc. Pero si este estado funcional se torna permanente, pueden producirse alteraciones orgánicas que dan lugar a la enfermedad psicosomática establecida, definida por lesiones orgánicas que ocasionan alteraciones secretorias, vasculares, tróficas y motoras: úlcera gastroduodenal, infarto de miocardio, enfermedad inflamatoria intestinal, hipertensión arterial permanente, dolor crónico, asma, eczema, psoriasis, enfermedades  reumatológicas, neuro-degenerativas, endocrinas, etc.

La enfermedad es la respuesta a un conflicto. Cada paciente expresa su sufrimiento mediante su propio lenguaje, esto es, hablará con su cuerpo según la imagen de él que haya elaborado a lo largo de su vida. Así, el sujeto tiene su forma de responder a las emociones por medio de un lenguaje corporal constante que le es propio.

Enfermar forma parte natural del proceso de vivir y morir, y sus expresiones son peripecias de esa vida en su transcurrir haciéndose.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s